BALANCE DEL SIMULACRO. CURSO 2010-2011

La fecha de realización del simulacro fue el 19/02/2010, la hora 12:40, en los diez últimos minutos de la 4ª hora. Se ha programado el simulacro según las instrucciones. No se ha realizado con simulaciones de situaciones reales. Ha sido preparado por el Director del centro, el coordinador y Sra. Concepción (perteneciente al Consejo Escolar), y como agentes externos hemos recibido previamente y durante el simulacro la presencia de Protección Civil de Benamejí.

La participación y colaboración del profesorado (38 profesores/as) ha sido correcta, ha actuado con diligencia y realizado las funciones que les fueron encomendadas. También los coordinadores de planta han cumplido con sus funciones específicas.

La participación y colaboración del personal de Administración y Servicios (1 administrativo y 1 conserje) ha sido correcta, han cumplido con todas sus funciones y esto ha contribuido al buen desarrollo del simulacro.

El comportamiento del alumnado es mejorable. Hay que destacar la rapidez con la que se ha evacuado el centro (2min., 41seg..), esto ha venido dado por la existencia de dos anchas escaleras y cuatro salidas al exterior. Sus tutores han ensayado con el coordinador de manera individual la evacuación, los tutores la han ensayado en las tutorías con sus alumnos/as, sin embargo, una parte de los alumnos/as no se lo han tomado en serio y otra parte no han comprendido la importancia del simulacro. Bajaron sin respetar la fila y gritando. A esta conclusión llego después de hablar con los profesores de aula, coordinadores de planta, Administración y Protección Civil, así como con los propios alumnos/as que en ocasiones se jactaban de que no respetaron las normas que sus tutores les enseñaron. Esta concienciación es una tarea que está por hacer y en ella nos van a ayudar Protección Civil a través charlas informativas y cursos de formación.

Los alumnos/as con N.E.E. han realizado una evacuación excepcional, acompañados de sus profesores/as y monitores/as.

Eva (responsable de cafetería) y José Manuel (mantenedor) también se sumaron a la evacuación, junto con algunos padres y madres que en esos momentos pretendían hablar con los tutores.

Los tiempos de evacuación fueron los siguientes:


Tiempo
Nº de alumnos
Planta baja
Planta Primera
Planta segunda

0´30´´
1´37´´
1´14´´

31
130
214

TOTAL
2´41´´
375

La evacuación ha sido rápida, como lo demuestra que en 2 min. 41seg. los alumnos/as distribuidos en tres plantas se encontraron fuera del edificio, camino a la pista polideportiva, con sus profesores/as para pasar lista. Para el año que viene la separación de los cursos será mayor, en torno a 1,5 m. En la pista el comportamiento de los alumnos/as fue bueno, teniendo en cuenta que se trataba de que estuvieran ordenados 375 alumnos/as en un espacio reducido y sólo rompieron filas cuando el Director y el coordinador lo decidieron.

El edificio cuenta con vías de evacuación suficientes, la forma en “U”, dos escaleras anchas, cuatro salidas al exterior y pasillos anchos lo facilitan bastante.

El Centro no presenta zonas de estrechamiento peligroso, por lo tanto la evacuación fue ágil, ligera y fluida.

La alarma funcionó de manera eficaz, igual que el alumbrado de emergencia. No existen escaleras de emergencia ni tampoco sistema de alarma para personas discapacitadas.

Todos los suministros se cortaron a tiempo: gasóleo, electricidad.

A pesar del desorden antes señalado, en lo referente a que el alumnado no bajó en fila, es necesario destacar que no se produjeron accidentes de personas, ni deterioro del mobiliario ni del edificio.

A la comunidad educativa se le presentará un cuestionario sobre la preparación y desarrollo del simulacro con el fin de mejorar en las próximas actuaciones. El cuestionario se adjuntará a este balance, así como el resultado del mismo.

El balance del simulacro se podría calificar de aceptable, con matices. Si en vez de un simulacro, se hubiera tratado de un hecho real la valoración sería muy positiva, puesto que en esta ocasión sólo existe un objetivo: evacuar rápidamente el centro, y esto sí lo hicimos (y así nos evaluó Protección Civil), pero al tratarse de un simulacro entra en juego dos objetivos, además de hacerlo bien, hay que hacerlo bonito/pedagógico (y éste no se alcanzó en su totalidad). Por lo tanto, este segundo objetivo hay que mejorarlo en el próximo simulacro.

Con respecto al año pasado hemos aumentado el tiempo de evacuación en 6 segundos (2 min. 41 seg.), el año anterior fue de 2 min. 35 seg., contando con 400 alumnos/as, mientras que este año hay 375 alumnos/as. Ni la diferencia de tiempo ni el número de alumnos es significativa.

Un elemento novedoso con respecto al año pasado ha sido la presencia de Protección Civil permitiendo el intercambio de impresiones, manifestando su valoración positiva sobre el Plan de Autoprotección y el Plan de Emergencia, así como la puesta en práctica del simulacro y llegando con ellos a un acuerdo de trabajo conjunto, consistente en impartir charlas y cursos referentes al tema que nos ocupa, y que nosotros les haremos llegar antes de finalizar este curso, de manera que se puedan impartir en los días de septiembre, en horario de mañana.